Inicio

Hace dos años que estoy por aquí.

Parece que catorce años que he vivido fuera han valido más la pena que los veintiocho vividos en este lugar.

Cada vez que he partido, he dejado mi mejor parte.

Algo que nunca se olvida.

Después de dos años uno se da cuenta del mucho que ha pasado.

La vida no me está siendo gentil en los últimos años… O me está intentando enseñar algo que antes no veía.

Han pasado muchas cosas en este periodo de tiempo.

Me he tranquilizado.

Vuelvo estar en paz con mi corazón pero la inquietud sigue.

De esta vez, el desafío será escribir sobre los efectos de volver al lugar de origen.

Donde estoy teniendo que estar por algún periodo de tiempo en los últimos años.

Las ansias, los momentos de debilidad, los nuevos hábitos.

No podré nunca más acostumbrarme con esta vida otra vez.

No se puede borrar de la historia la mitad de una vida vivida en otro lugar.

Pero se puede hacer lo posible para que los días sean mejores, se puede hacer que todo tenga un mejor cierre.

Será por eso que nada me ha salido bien hasta hoy.

Anteriormente no lo había intentado.